BODEGAS Y VIÑEDOS

A lo largo de la historia, el vino ha sido siempre un elemento importante para narrar el goce de la vida, las ocasiones especiales y las compañías perfectas. A través de la uva, las vides o de los mismísimos dioses, Dionisio o Baco, da igual de qué forma, hemos compartido y festejado, y nos ha permitido emocionarnos y emocionar.
El vino y el arte siempre han maridado bien. A través del tiempo, el vino ha supuesto una fuente de inspiración para artistas y artesanos. Ligado a los rituales religiosos y a la vida cotidiana, el mundo del vino siempre ha implicado un importante motivo de estímulo creador. Muchos artistas se han inspirado tomando como excusa los viñedos, el vino y sus símbolos a lo largo de la historia de la Humanidad. Y somos muchos los que hoy en día, cautivados por el vino, hemos desarrollado parte de nuestra trayectoria artística intentando contar su historia, mostrando sus valores y sumergiéndonos en todas las manifestaciones culturales que implica este mundo.
Como fotógrafo, la adaptación de vides y viñedos en el paisaje desde tiempos remotos supone siempre un reto a la hora de captar la esencia de lugares y culturas que se han desarrollado de forma paralela y conjunta a todas las labores vinícolas. Además, la fotografía paisajística enlaza directamente con otras formas de mirar, como la de esa fotografía que te permite plasmar el poder de la Arquitectura, en mayúscula, la que complementa y engrandece el lugar donde se manifiesta, la fotografía en Bodegas. También, a través de la imagen corporativa, es posible seguir contando la historia de todas las personas que hoy en día dan continuidad a esa labor ancestral, la de la elaboración del vino, permitiéndonos fotografiar también su Arte. Y por último, el gran privilegio que supone hoy en día poder acceder, desde las alturas y con la ayuda de los drones, a esa otra forma de ver, de interpretar de forma artística la cultura del vino y todas sus manifestaciones a través de texturas, geometrías y nuevas perspectivas: la que nos ofrece la fotografía aérea.












 
 
 
 
Instagram